fbpx

Consecuencias por el exceso de alcohol en estas fiestas

10 consecuencias por beber en exceso en Navidad

 

Con motivo de las fiestas de Navidad y fin de año, la cantidad de alcohol que consumimos en esta época aumenta inevitablemente.

El mes de diciembre es, sin duda, un momento para socializar, relajarse y disfrutar después de un duro año de trabajo; pero es importante tener en cuenta que los efectos del alcohol en el cuerpo son los mismos que en cualquier otro mes; y ese consumo excesivo de alcohol en particular puede suponer un mayor riesgo para la salud del corazón y del cuerpo en general.

Por eso, compartimos contigo 10 consecuencias principales, por beber exceso de alcohol en esta Navidad:

m
m
m

1. Aumento de peso:

Las bebidas alcohólicas pueden ser tan calóricas y azucaradas, como los refrescos y otras bebidas. ¿Familiarizado con el término barriga cervecera? Es algo real.

Según la BBC, el cuerpo no tiene una forma de almacenar alcohol, como lo hacen otros nutrientes que provienen de los alimentos y las bebidas. Más bien se mueve al frente de la línea en el proceso metabólico, y el cuerpo tiene que pasar a toda marcha para descomponerlo.

Si estás disfrutando de algunos refrigerios, por ejemplo, un hot dog de estadio o algunas alitas de pollo, junto con uno trago, es muy probable que esas calorías se queden y se conviertan en grasa.

Un estudio publicado en el American Journal of Preventive Medicine encontró que el consumo excesivo de alcohol en  jóvenes puede conducir a un mayor riesgo de obesidad en la edad adulta.

La obesidad, a su vez, puede aumentar el riesgo de todo tipo de problemas de salud.

 

2. Problemas cardiacos:

De acuerdo con la Clínica Cleveland,  es difícil apegarse a un solo vaso de su alcohol de elección por día , y más que eso regularmente puede tener el efecto contrario en su salud . Beber en exceso puede debilitar el corazón, provocar latidos irregulares y aumentar el riesgo de hipertensión arterial.

 

3. Puede causar pancreatitis: 

Healthlin informó anteriormente que ” beber demasiado alcohol puede causar una activación anormal de las enzimas digestivas producidas por el páncreas”. Las enzimas pueden acumularse y causar inflamación que se define como pancreatitis.

Según la Clínica Mayo, la pancreatitis crónica puede causar dolor abdominal grave , así como algunas complicaciones potencialmente mortales como infección, insuficiencia renal y diabetes.

 

4. Aumenta el riesgo de diversos tipos de cáncer:

Beber en exceso puede debilitar la capacidad de los glóbulos blancos para combatir las bacterias dañinas e invasoras, lo que en última instancia puede aumentar el riesgo de cáncer.

Más específicamente, el Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo señaló que las personas que beben a menudo tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres de boca, esófago, garganta, hígado y seno .

 

 

5. Se debilita el sistema inmunológico: 
Beber en exceso reduce el sistema inmunológico natural de su cuerpo; esto hace que sea más difícil para tu cuerpo combatir los gérmenes y virus invasores.

Las personas que beben mucho tienen más probabilidades de desarrollar neumonía o tuberculosis que la población general. Acerca del 10 por ciento de todos los casos de tuberculosis en todo el mundo pueden estar vinculados al consumo de alcohol.

m
m
m
6. Daña el hígado:
Este es el efecto secundario más conocido, pero no lo hace menos importante o serio. El hígado tiene que hacer mucho trabajo para procesar el alcohol, y hacerlo año tras año puede provocar que el hígado se inflame, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis y enfermedad hepática.
m
m
m

7. Afecta el sistema nervioso:

Una de las formas más fáciles de comprender el impacto del alcohol en tu cuerpo es comprender cómo afecta su sistema nervioso central.

La dificultad para hablar es una de las primeras señales de que has bebido demasiado. El alcohol puede reducir la comunicación entre su cerebro y su cuerpo. Esto hace que la coordinación sea más difícil, por eso es posible que tengas dificultades para equilibrarte.

Nunca debes conducir después de beber.

Como el alcohol causa más daño a su sistema nervioso central, puedes experimentar sensaciones de entumecimiento y hormigueo en sus pies y manos.

Beber también dificulta que tu cerebro cree recuerdos a largo plazo. También reduce la capacidad de pensar con claridad y tomar decisiones racionales. Con el tiempo, puede ocurrir daño en el lóbulo frontal. Esta área del cerebro es responsable del control emocional, la memoria a corto plazo y el juicio, además de otros roles vitales.

El abuso crónico y severo del alcohol también puede causar daño cerebral permanente. Esto puede conducir al síndrome de Wernicke-Korsakoff , un trastorno cerebral que afecta la memoria.

 

8. Perjudica el sistema digestivo:

La conexión entre el consumo de alcohol y tu sistema digestivo puede no parecer inmediatamente clara. Los efectos secundarios a menudo solo aparecen después de que ha habido daño. Y cuanto más bebas, mayor será el daño.

Beber puede dañar los tejidos del tracto digestivo y evitar que los intestinos digieran los alimentos y absorban nutrientes y vitaminas. Como resultado, puede ocurrir desnutrición.

Beber en exceso también puede conducir a:

  • Gases
  • Hinchazón
  • Sensación de presión en el abdomen
  • Diarrea o heces dolorosas

 

9. Efectos en tu salud sexual y reproductiva:

Puedes pensar que beber alcohol puede reducir tus inhibiciones y ayudarte a divertirte más en la cama, pero la realidad es bastante diferente.

Los hombres que beben demasiado tienen más probabilidades de experimentar disfunción eréctil. Beber en exceso también puede prevenir la producción de hormonas sexuales y disminuir la libido.

Las mujeres que beben demasiado pueden dejar de menstruar. Eso las pone en mayor riesgo de infertilidad.

Las mujeres que beben mucho durante el embarazo tienen un mayor riesgo de parto prematuro , aborto espontáneo o muerte fetal.

Las mujeres que beben alcohol durante el embarazo ponen en riesgo a su feto. Los trastornos del síndrome de alcoholismo fetal (TEAF) son una preocupación seria. Otras condiciones incluyen:

  • Dificultades de aprendizaje
  • Problemas de salud a largo plazo
  • Aumento de problemas emocionales
  • Anomalías en el desarrollo físico

 

10. Daños en el sistema óseo y muscular:

El consumo de alcohol puede evitar que tu cuerpo mantenga fuertes sus huesos. Este hábito puede causar huesos más delgados y aumentar el riesgo de fracturas si se cae.

Beber alcohol también puede provocar debilidad muscular, calambres y, finalmente, atrofia .

Por estas razones y por muchas más es que debes evitar el consumo de alcohol en exceso, en este mes y cualquier otro del año; pero especialmente en esta temporada navideña, ya que esta practica se vuelve más común y repetitiva. Piensa en pasar una fiestas con alegría pero también con salud.

Ten en cuenta que seguramente las consecuencias no las veras de forma inmediata, pero si te sales de control en estas fiesta, seguramente, con el tiempo verás los efectos en tu cuerpo.

 

Si tienes alguna inquietud, consulta con con nosotros. Seguro te vamos a ayudar.

Gehnios, Tu salud. Tu elección.