fbpx

Alimentos que contribuyen con el crecimiento de niños

11 mejores alimentos para ayudar a los niños a crecer más

La genética determina el 80% de la altura de un individuo. Sin embargo, según los estudios, los factores ambientales (como la nutrición y el estilo de vida) también pueden influir en la altura de un individuo en sus años de crecimiento.

Si bien no se puede hacer mucho con respecto a los genes, es posible asegurarse de brindar una nutrición adecuada a los niños para facilitar su crecimiento. Aquí enumeramos los alimentos que pueden ayudar al desarrollo físico general, pueden estimular la producción de la hormona del crecimiento y ayudar al crecimiento óseo.

La altura es un factor no modificable y la altura de un niño depende principalmente de la altura de los padres. Si ambos padres son altos, es probable que el niño sea alto.

Los niños tienden a crecer por ciclos y tienen una tasa de crecimiento ligeramente mayor entre los 6 y los 8 años. Aproximadamente el 25% del crecimiento en altura ocurre durante la pubertad. Dos hormonas contribuyen a esto: la hormona de crecimiento humano (HGH) y el factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1), que determinan el crecimiento óseo longitudinal y mantienen la masa ósea. Por lo tanto, puede ser útil consumir alimentos que no solo estimulen la producción de la hormona del crecimiento, sino que también ayuden al crecimiento óseo.

Los mejores alimentos para ayudar a los niños a crecer más:

  • Huevos: son una fuente concentrada de proteínas.
  • Productos lácteos: Los productos lácteos como el queso, el yogur, la cuajada y el queso cottage son abundantes en calcio y vitaminas, que son importantes para la mineralización ósea en los niños.
  • Soja: es una buena fuente de proteínas.
  • Pollo: estudios sobre el crecimiento físico de los niños muestran que se requiere proteína animal de buena calidad para acelerar el crecimiento y el desarrollo.
  • Vegetales verdes: el calcio en las verduras de hojas verdes (espinaca, col china, col rizada, brócoli, etc.) equilibra la resorción ósea (descomposición del tejido en el hueso para liberar minerales) y la deposición (formación de tejido en el hueso por deposición de minerales).
  • Zanahorias: son ricas en betacaroteno que el cuerpo convierte en vitamina A.
  • Frutas: son ricas en vitaminas y minerales, micronutrientes esenciales que estimulan la inmunidad y aceleran el crecimiento y el desarrollo.
  • Cereales integrales: son ricos en vitamina B, magnesio, selenio, zinc y hierro.
  • Yogur: es rico en nutrientes y una buena fuente de proteínas, calcio, vitamina D y zinc.
  • Nueces: son una fuente inagotable de nutrientes y contienen vitaminas, minerales, grasas saludables y proteínas.

Nota: Si tu hijo tiene alergia o intolerancia a las nueces, consulta con un pediatra antes de introducir nuevos alimentos.

  • Legumbres y frijoles: son excelentes fuentes de proteínas.

 

¡Aprovechemos nuestro tiempo mientras cuidamos de nuestra salud!

Si tienes alguna inquietud ¡Consulta con nosotros! Seguro te vamos a ayudar.

Gehnios, Tu salud. Tu elección.