fbpx

¿CÓMO HACER EL AUTOEXAMEN TESTICULAR?

El cáncer testicular es poco frecuente, sin embargo es el tumor maligno sólido más común en hombres entre los 15 y 34 años. El pico de incidencia se presenta en la tercera década de la vida para las neoplasias no seminomatosas y en la cuarta década para los seminomas.

El mejor momento para hacerse el autoexamen es durante o después de un baño o ducha, cuando la piel del escroto está relajada.

✓ Procure mantener el pene apartado durante el procedimiento y examine un testículo a la vez.

✓ Sostenga el testículo entre sus pulgares y los dedos con ambas manos y ruédelo lentamente entre los dedos.

✓ Busque y sienta cualquier abultamiento duro o masa redonda uniforme o cualquier cambio en el tamaño, forma o consistencia de los testículos.

Resulta normal que un testículo esté ligeramente más grande que el otro, y que uno cuelgue más abajo que el otro. Además, debe saber que por naturaleza, cada testículo tiene un pequeño tubo enrollado (epidídimo) que se puede sentir como una pequeña protuberancia en la parte exterior media o superior del testículo. Los testículos normales también contienen vasos sanguíneos, tejidos de soporte y conductos por donde pasa el semen. Al principio, algunos hombres podrían confundir esto con abultamientos anormales. Si tiene inquietudes, pregunte a su médico.

Si usted examina sus testículos regularmente, aprenderá con el tiempo a identificar lo que es normal y podrá notar cuando algo sea distinto.

¿Qué ocurre si encuentro algo diferente?

Si usted encuentra algo inusual o algo de lo que usted no está seguro, ya sea durante el autoexamen o en algún otro momento, consulte inmediatamente con su doctor.

El médico preguntará si presenta cualquier síntoma (tal como dolor), y por cuánto tiempo lo ha tenido. Durante un examen médico, el doctor palpará sus testículos para detectar inflamación o sensibilidad y el tamaño y ubicación de cualquier protuberancia. Además, el médico podría examinar su abdomen, el área de la ingle y otras partes de su cuerpo en busca de cualquier posible signo de que el cáncer se propagó.

Si se encuentra algo anormal, se puede hacer una ecografía para examinar los testículos y el escroto. Esta es una manera fácil que no causa dolor de saber si hay un tumor u otro problema. También se pueden hacer otras pruebas.

 

GEHNIOS – Tu Salud. Tu Elección.