fbpx

¿Cómo vivir con trastorno de ansiedad?

10 consejos para tu vida diaria si sufres de trastorno de ansiedad

Si lidias con  ansiedad de forma regular o sufres de Trastorno de Ansiedad, la medicación no tiene que ser tu único tratamiento.

Para calmar tu mente y reducir el estrés, intenta incluir estos consejos de cuidado personal en su rutina diaria:

 

1. Mueve tu cuerpo:

El ejercicio es una parte importante de la salud física y mental. Puede aliviar tus sentimientos de ansiedad y aumentar tu sensación de bienestar. Realiza de 3 a 5 sesiones de entrenamiento mínimo de 30 minutos a la semana.

Asegúrate de elegir los ejercicios que disfrutes para poder comprometerte.

 

2. Presta atención al sueño:

Tanto la calidad como la cantidad son importantes para dormir bien. Los médicos recomiendan un promedio de 8 horas de sueño nocturno.

Si la ansiedad te dificulta conciliar el sueño, crea una rutina que te ayude a relajar antes de ir a la cama.

  • Deja las pantallas atrás antes de prepararte para ir a dormir.
  • Intenta cumplir con el horario que te dispongas para acostarte y descansar.
  • Asegúrate de que tu cama sea cómoda.
  • Mantén la temperatura equilibrada, ni mucho frio ni mucho calor. Cada extremo podría dificultar la conciliación del sueño.

 

3. Abstente de la cafeína y el alcohol:

Tanto la cafeína como el alcohol pueden hacer que la ansiedad se acelere o empeore.

Reduce o evítala por competo si es posible.

Recuerda, el café y las gaseosas no son las únicas cosas que contienen cafeína. También puede aparecer en:

  • Píldoras de dieta
  • Algunas medicinas para el dolor de cabeza
  • Chocolate

 

4. Programa tu tiempo de preocupación:

Puede parecer al revés planear preocuparse, pero los médicos realmente recomiendan que se elija un momento para pensar en nuestros miedos a propósito.

Tómate 30 minutos para identificar qué te preocupa y qué puedes hacer al respecto. Ten tu “sesión de preocupación” a la misma hora todos los días.

No te detengas en “¿qué pasa si…?”. Concéntrate en lo que realmente te pone ansioso.

 

5. Respira profundo:

Envía un mensaje a tu cerebro de que estás bien. Eso ayuda a tu mente y a tu cuerpo a relajarse.

Para aprovecharlo al máximo, acuéstate sobre una superficie plana y coloca una mano sobre tu abdomen y la otra sobre tu pecho. Respira lentamente. Asegúrate de que se llene tu barriga lo suficiente como para sentir que se eleva ligeramente. Sosténlo por un segundo, luego déjalo salir lentamente.

 

6. Sé el jefe de tus pensamientos:

Intenta convertir cualquier pensamiento negativo en positivo.

Imagínate junto a tus miedos de frente. Cuanto más hagas esto en tu mente, más fácil será lidiar con eso cuando suceda.

 

7. Doma los músculos tensos:

Relájate con este ejercicio simple: elige un grupo muscular, apriétalo durante unos segundos y luego suéltalo. Concéntrate en una sección a la vez y trabaja en todo tu cuerpo. Esto a veces se llama relajación muscular progresiva.

 

8. Ayuda a tus familiares y amigos:

Pasa tiempo haciendo cosas buenas para los demás. Esto puede ayudarte a pensar en cosas diferentes.

Voluntario o hacer otro trabajo en tu comunidad. No solo te sentirás bien por ayudar, sino que también establecerás conexiones que pueden ser un sistema de apoyo para ti.

 

9. Busca desencadenantes:

Piensa en los momentos y lugares en los que notas que te sientes más ansioso. Escríbelos, si es necesario.

Busca patrones y trabaja de manera que puedas evitar o enfrentar los sentimientos de pánico y preocupación. Si conoces las causas de tu ansiedad, eso puede ayudarte a poner tus preocupaciones en perspectiva.

La próxima vez, estarás mejor preparado cuando te afecte.

 

10. Consulta con un profesional:

Siempre lo más importante será que busques a un profesional. Éste podrá guiarte de acuerdo a tu tipo de ansiedad, y establecerá el mejor tratamiento adecuado para ti.

 

Si tienes alguna inquietud, consulta con con nosotros. Seguro te vamos a ayudar.

Gehnios, Tu salud. Tu elección.