fbpx
estrés

¡Es momento que te detengas y pienses en tu bienestar!

10 consejos para manejar el estrés

 

En estos días es difícil no sentirse abrumado de vez en cuando. Entre diversas cosas con el trabajo, la familia y otros compromisos, puedes estar demasiado estresado y ocupado. Pero debes reservar un tiempo para relajarte o tu salud mental y física puede sufrir.

Aprender a manejar tu estrés requiere práctica, pero tú puedes y necesitas hacerlo.

Aquí hay 10 formas de hacerlo más fácil.

 

  1. Ejercicio

Hacer ejercicio regularmente es una de las mejores maneras de relajar el cuerpo y la mente. Además, el ejercicio mejorará tu estado de ánimo. Pero tienes que hacerlo a menudo para que valga la pena.

Entonces, ¿cuánto ejercicio debe hacer cada semana?

Realiza hasta 2 horas y 30 minutos de ejercicio moderadamente intenso como caminatas rápidas o 75 minutos de un ejercicio más vigoroso como natación, trotar u otros deportes.

Concéntrate en establecer objetivos de aptitud física que puedas cumplir para no rendirte. Sobre todo recuerda que hacer cualquier ejercicio es mejor que ninguno.

 

  1. Relaja tus músculos

Cuando estás estresado, tus músculos se tensan. Puedes ayudar a soltarlos por tu cuenta y refrescar tu cuerpo de la siguiente manera:

  • Disfrutando de un masaje
  • Tomar un baño o ducha caliente
  • Dormir bien por la noche

 

  1. Respiración profunda

Parar y respirar profundamente puede quitarte la presión de inmediato. Te sorprenderá cuánto mejor te sientes una vez que seas bueno en eso. Simplemente sigue estos 5 pasos:

  • Siéntate en una posición cómoda con las manos en el regazo y los pies en el suelo. O puedes acostarte.
  • Cierra tus ojos.
  • Imagínate en un lugar relajante. Puedes estar en la playa, en un hermoso campo de hierba, o en cualquier lugar que te dé una sensación de paz.
  • Lentamente respira profundamente dentro y fuera.
  • Haz esto durante 5 a 10 minutos a la vez.

 

  1. Come bien

Comer una dieta regular y bien balanceada te ayudará a sentirte mejor en general.

También puede ayudar a controlar tu estado de ánimo. Tus comidas deben estar llenas de verduras, frutas, granos integrales y proteínas magras para obtener energía. Y no te saltes ninguna. No es bueno para ti y puede ponerte de mal humor, lo que en realidad puede aumentar tu estrés.

 

  1. Reduce la velocidad

La vida moderna está muy ocupada, y a veces solo necesitamos reducir la velocidad y relajarnos. Mira tu vida y encuentra pequeñas formas de hacerlo. Por ejemplo:

  • Configura tu reloj con 5 a 10 minutos de anticipación. De esa manera, podrás llegar a tu destino un poco antes y evitará el estrés de llegar tarde.
  • Divide los trabajos grandes en otros más pequeños.

 

estrés
 

 

 

  1. Tómate un descanso

Debes planear un tiempo de inactividad real para que tu mente tenga tiempo libre del estrés. Si eres una persona a la que le gusta establecer objetivos, esto puede ser difícil para ti al principio. Pero detente y esperará unos momentos. Las cosas relajantes que puedes hacer incluyen:

  • Meditación
  • Yoga
  • Tai Chi
  • Oración
  • Escuchando tu musica favorita
  • Pasar tiempo en la naturaleza.

 

  1. Tómate un tiempo para tus pasatiempos

Necesitas reservar tiempo para las cosas que disfrutas. Trata de hacer algo todos los días que te haga sentir bien y te ayudará a aliviar tu estrés. No tiene que ser mucho tiempo, incluso 15 a 20 minutos lo harán. Los pasatiempos relajantes incluyen cosas como:

  • Leyendo
  • Tejido de punto
  • Haciendo un proyecto de arte
  • Jugando golf
  • Viendo una película
  • Haciendo rompecabezas
  • Jugando a las cartas y juegos de mesa

 

  1. Habla sobre tus problemas

Si algunas cosas te molestan, hablar de ellas puede ayudarte a reducir tu estrés. Puedes hablar con familiares, amigos, un clérigo de confianza, su médico o un terapeuta.

Y también puedes hablar contigo mismo. Se llama diálogo interno y todos lo hacemos. Pero para que el diálogo interno ayude a reducir el estrés, debe asegurarse de que sea positivo y no negativo.

Así que escucha atentamente lo que estás pensando o diciendo cuando está estresado. Si te estás dando un mensaje negativo, cámbialo por uno positivo. Por ejemplo, no te digas “No puedo hacer esto”. Mejor: “Puedo hacer esto” o “Estoy haciendo lo mejor que puedo”.

 

  1. No seas duro contigo mismo

Acepta que no puedes hacer las cosas a la perfección sin importar cuánto lo intentes. Tampoco puedes controlar todo en tu vida. Hazte un favor y deja de pensar que puedes hacer tanto. Y no olvides mantener tu sentido del humor. La risa contribuye en gran medida a hacerte sentir relajado.

 

 

  1. Elimina tus disparadores

Descubre cuáles son las principales causas de estrés en tu vida. ¿Es tu trabajo, tu viaje, tu trabajo escolar? Si puedes identificar cuáles son, analiza si puede eliminarlos de tu vida, o al menos reducirlos.

Si no puedes identificar las causas principales de tu estrés, intenta llevar un diario de estrés. Toma nota de cuándo te pones más ansioso y revisa si puedes determinar un patrón, luego encuentra formas de eliminar o disminuir esos factores desencadenantes.

 

 

Habla con un médico si consideras que tu estrés está afectando tu salud.

¡Consulta con nosotros! Seguro te vamos a ayudar.

Gehnios, Tu salud. Tu elección.