fbpx
Depresión

Cambios en el estilo de vida para tratar la depresión

5 cambios en el estilo de vida que ayudan a tratar la depresión

Quienes sufren de depresión, comúnmente pueden sentir que que nunca saldrán de esa situación. Sin embargo, incluso la depresión más severa es tratable. Entonces, si tu depresión te impide vivir la vida que deseas, no dudes en buscar ayuda.

Aprender opciones de tratamiento para la depresión te ayudará a decidir cuál es el enfoque más adecuado para ti. Desde la terapia hasta la medicación y los cambios saludables en el estilo de vida… existen muchos tratamientos efectivos que pueden ayudarte a superar la depresión, sentirse feliz y optimista nuevamente y así recuperar su vida.

Al igual que no hay dos personas afectadas de la misma manera por la depresión, no existe un tratamiento puntual que sirva para todos. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. La mejor manera de tratar la depresión es informarse lo más posible acerca de las opciones de tratamiento y luego adaptarlas para satisfacer sus necesidades.

 

Consejos para el tratamiento de la depresión:

  • Aprende todo lo que puedas sobre tu depresión. Es importante determinar si los síntomas se deben a una condición médica subyacente; si es así, esa condición deberá ser tratada primero. La severidad de tu depresión también es un factor; cuanto más grave sea esta, más intenso será el tratamiento que probablemente necesitarás.

 

  • Se necesita tiempo para encontrar el tratamiento adecuado. Es posible que necesites un poco de prueba y error para encontrar el tratamiento y la asistencia que mejor se adapte a ti. Por ejemplo, si decides continuar con la terapia, puede tomar algunos intentos para encontrar un terapeuta con el que realmente “hagas clic”. O puedes probar un antidepresivo, solo para descubrir que no lo necesitas si más bien realizas una caminata diaria de media hora. Estar abierto al cambio y a un poco de experimentación, siempre será necesario.

 

  • No confíes solo en los medicamentos. Aunque los medicamentos pueden aliviar los síntomas de la depresión, por lo general no son adecuados para el uso a largo plazo. Otros tratamientos, incluidos el ejercicio y la terapia, pueden ser tan efectivos como los medicamentos, a menudo incluso más, pero no vienen con efectos secundarios no deseados. Si decides probar los medicamentos, recuerda que estos también funcionan mejor cuando realiza cambios saludables en su estilo de vida.

 

  • Obtener apoyo social. Cuanto más cultives tus conexiones sociales, más protegido estás de la depresión. Si te sientes estancado, no dudes en hablar con familiares o amigos de confianza, o buscar nuevas conexiones en un grupo de apoyo para la depresión, por ejemplo. Pedir ayuda no es un signo de debilidad y no significa que seas una carga para los demás. A menudo, el simple hecho de hablar con alguien cara a cara puede ser de gran ayuda.

 

  • El tratamiento lleva tiempo y compromiso. Todos estos tratamientos para la depresión llevan tiempo y, a veces, pueden parecer abrumadores o frustrantemente lentos. Eso es normal. La recuperación suele tener sus altibajos.

 

Depresión y cambios de vida

 

5 Cambios en el estilo de vida para tratar la depresión

 

  1. Ejercicio: El ejercicio regular puede ser tan efectivo para tratar la depresión como la medicación. El ejercicio no solo estimula la serotonina, las endorfinas y otras sustancias químicas del cerebro para sentirse bien, sino que desencadena el crecimiento de nuevas células cerebrales y conexiones, al igual que los antidepresivos. Lo mejor de todo es que no tienes que entrenar para una maratón para obtener los beneficios. Incluso una caminata diaria de media hora puede hacer una gran diferencia. Para obtener los mejores resultados, intenta realizar de 30 a 60 minutos de actividad aeróbica en la mayoría de los días.

 

  1. Apoyo social: Las redes sociales, si las usamos bien, reducen el aislamiento, un factor de riesgo clave para la depresión. Mantente en contacto regular con amigos y familiares, o considera unirte a una clase o grupo. El voluntariado es una forma maravillosa de obtener apoyo social y ayudar a los demás y, al mismo tiempo, ayudarse a sí mismo.

 

  1. Nutrición: Comer bien es importante tanto para tu salud física como para tu salud mental. Comer comidas pequeñas y bien balanceadas a lo largo del día te ayudará a mantener energía y minimizar los cambios de humor.  Si bien puedes sentirte atraído por los alimentos azucarados por el rápido aumento que proporcionan, los carbohidratos complejos son una mejor opción.

 

  1. Dormir: El sueño tiene un fuerte efecto sobre el estado de ánimo. Cuando no duermas lo suficiente, tus síntomas de depresión empeorarán. La privación del sueño exacerba la irritabilidad, mal humor, tristeza y fatiga. Asegúrate de dormir lo suficiente cada noche. Muy pocas personas se desempeñan bien si duermen menos de siete horas por día. Intenta descansar entre siete y nueve horas cada noche.

 

  1. Reducción de estrés: Haz cambios en tu vida para ayudar a controlar y reducir el estrés. Demasiado estrés exacerba la depresión y te pone en riesgo de una depresión futura.  Toma los aspectos de tu vida que lo estresan, como la sobrecarga de trabajo o las relaciones de apoyo, y encuentra formas de minimizar su impacto.

 

Además de hacer estos tipos de cambios en tu vida diaria, siempre es importante que consultes con un profesional para que de la mano de él  puedas explorar el mejor tratamiento para ti.

No te niegues a buscar ayuda, la depresión es tan común como cualquier otra enfermedad, y así mismo tiene tratamiento.

 

Si tienes problemas de ansiedad, estrés, baja autoestima o consideras que te encuentras en un estado de depresión, consulta con los profesionales: ¡Consulta con nosotros! Seguro te vamos a ayudar. Gehnios, Tu salud. Tu elección.