fbpx

Las hemorroides: Causas, tratamientos y prevención.

Las hemorroides, también conocidas como pilas, son venas inflamadas en la parte inferior del ano y el recto. Cuando las paredes de estos vasos se estiran, se irritan.

Aunque las hemorroides pueden ser desagradables y dolorosas, son fáciles de tratar y prevenibles. Como las hemorroides generalmente empeoran con el tiempo, los médicos sugieren que deben tratarse tan pronto como aparezcan.

Hechos rápidos sobre las hemorroides

Aquí hay algunos puntos clave sobre las hemorroides. Más detalles e información de apoyo se encuentran en el artículo principal.

  • Las mujeres tienen más probabilidades de tener hemorroides durante el embarazo.
  • La probabilidad de desarrollar hemorroides aumenta a medida que una persona envejece.
  • Las hemorroides se producen cuando las venas que rodean el ano están congestionadas o agrandadas.
  • A veces, se necesitan medicamentos y cirugía para tratar las hemorroides.
Tratamientos

Los síntomas pueden aliviarse de las siguientes maneras. Sin embargo, no eliminarán las

hemorroides:

  • Cremas y pomadas tópicas: las cremas o supositorios de venta libre (OTC) que contienen hidrocortisona están disponibles para comprar en línea. También hay almohadillas que contienen hamamelis o un agente adormecedor que se puede aplicar a la piel.
  • Compresas de hielo y compresas frías: la aplicación de estos en el área afectada puede ayudar con la hinchazón.
  • Un baño de asiento con agua tibia: se coloca un baño de asiento sobre el inodoro. Algunas farmacias las venden, y pueden aliviar los síntomas de ardor o picazón.
  • Toallitas húmedas: el papel higiénico seco puede agravar el problema.
  • Analgésicos: algunos analgésicos, como la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol pueden aliviar el dolor y las molestias.
Medicamentos

La mayoría de los medicamentos para las hemorroides son de venta libre. Estos incluyen ungüentos, almohadillas o supositorios.

Los ingredientes activos como la hidrocortisona y la hamamelis son conocidos por aliviar la picazón y el dolor. Consulte con un médico si estos medicamentos no muestran resultados después de una semana de tratamiento.

Opciones de tratamiento no quirúrgico

El tipo más común de técnica de extracción no quirúrgica de hemorroides es la ligadura con banda elástica.

Este es un procedimiento ambulatorio para las hemorroides internas, donde se coloca una banda elástica en la base de la hemorroide para cortar el suministro de sangre. La hemorroide se encogerá o se caerá.

Otro procedimiento es la escleroterapia, donde se inyecta una solución en una hemorroide interna. Esto produce una cicatriz que corta el suministro de sangre a las hemorroides.

La fotocoagulación infrarroja y la electrocoagulación son otras dos opciones.

Opciones quirúrgicas

La cirugía puede implicar una extirpación completa de las hemorroides, conocida como hemorroidectomía.

También puede implicar el grapado, donde una hemorroide prolapsada se vuelve a colocar en su lugar. Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general, y la mayoría de las personas pueden ir a casa el mismo día de la cirugía.

Causas

El agrandamiento de las venas alrededor del ano causa hemorroides.

Pueden ocurrir por las siguientes razones:

  • Embarazo: se presentan con mayor frecuencia en mujeres embarazadas porque, a medida que el útero se agranda, presiona la vena del colon, provocando un bulto.
  • Envejecimiento: las hemorroides son más comunes entre los adultos de 45 a 65 años. Esto no significa, sin embargo, que los jóvenes y los niños no los tengan.
  • Diarrea: pueden aparecer hemorroides después de los casos de diarrea crónica.
  • Estreñimiento crónico: esforzarse para mover las heces ejerce una presión adicional sobre las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Sentarse por mucho tiempo: permanecer sentado durante largos períodos de tiempo puede causar hemorroides, especialmente en el inodoro.
  • Levantar objetos pesados: levantar objetos pesados ​​repetidamente puede provocar hemorroides.
  • Relaciones sexuales anales: Esto puede causar nuevas hemorroides o empeorar las existentes.
  • Obesidad: la obesidad relacionada con la dieta puede causar hemorroides.
  • Genética: Algunas personas heredan una tendencia a desarrollar hemorroides.
Síntomas

Los síntomas de las hemorroides a menudo incluyen:

  • sangrado indoloro
  • Prurito o irritación en el área anal.
  • molestia, dolor o dolor en la misma área
  • Bultos e hinchazón en la región anal.
  • heces con fugas

Los síntomas pueden ser desagradables o alarmantes, pero por lo general no son motivo de preocupación.

Tipos

Las hemorroides pueden ser internas o externas.

Internas

Las hemorroides internas son profundas dentro del recto y no son visibles desde afuera. Normalmente son indoloros. A menudo, la primera señal de que hay hemorroides internas es el sangrado rectal.

El esfuerzo a veces puede empujar una hemorroide interna para que sobresalga a través del ano. Esto se llama hemorroides que sobresalen o prolapsadas y pueden ser dolorosas.

Externas

Las hemorroides externas están debajo de la piel alrededor del ano y, por lo tanto, son visibles. Debido a que hay nervios más sensibles en esta parte del cuerpo, normalmente son más dolorosos. El esfuerzo al pasar un taburete puede hacer que sangren.

Diagnóstico

Cualquier persona que experimente los síntomas descritos anteriormente debe comunicarse con un médico. Tenga en cuenta que otras cosas, como los cánceres colorrectal y anal, pueden causar sangrado rectal.

Un médico puede realizar un examen físico y realizar otras pruebas para determinar si hay hemorroides presentes o no. Estas pruebas pueden incluir un examen rectal digital. Esta es una inspección manual realizada por el médico con un dedo enguantado y lubricado.

Si los síntomas incluyen cantidades significativas de sangrado, mareos y sensación de desmayo, la persona debe buscar atención de emergencia de inmediato.

Prevención

El riesgo de desarrollar hemorroides se reduce considerablemente cuando las heces se mantienen suaves. Esto puede ser ayudado de las siguientes maneras:

  • Nutrición: Comer muchos alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras, así como cereales integrales, significa que las heces casi siempre serán suaves. Del mismo modo, beber muchos líquidos ayuda a mantener las heces blandas. Los suplementos de fibra OTC también alivian el estreñimiento.
  • Evitar el esfuerzo excesivo: cuando use el inodoro, intente no hacer esfuerzo. Esto crea presión en las venas en el recto inferior.
  • Ir al baño cuando sea necesario: las personas no deben esperar si necesitan usar el baño. Cuanto más larga sea la espera, más secos estarán los taburetes.
  • Actividad física: Estar sentado o parado por largos períodos de tiempo ejerce presión sobre las venas. La actividad física también ayuda a que las heces se muevan a través del intestino, por lo que los movimientos intestinales son más regulares.
  • Mantener un peso corporal saludable: el sobrepeso aumenta significativamente el riesgo de tener

panorama

Las hemorroides a menudo se tratan con éxito y sin complicaciones, especialmente si el tratamiento comienza temprano. Sin embargo, pueden surgir las siguientes complicaciones raras:

  • Hemorroides estranguladas: si se corta el suministro de sangre a las hemorroides, se puede estrangular. Esto puede causar un dolor significativo.
  • Anemia: la pérdida de sangre crónica y significativa de las hemorroides puede provocar anemia. Esto ocurre cuando no hay suficientes glóbulos rojos en la circulación de una persona.
  • Coágulos de sangre: a veces, la sangre puede coagularse en el ano, lo que puede ser doloroso. El área se hinchará y se inflamará.

Comuníquese con nosotros en caso de presentar estos síntomas, para hacerte un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Gehnios, Tu salud. Tu elección.